App SUPERCASA - Descubre tu nuevo hogar
App SUPERCASA
Descubre tu nuevo hogar
Abrir
Noticias
Categorías
Comprar Casa

Refinanciación de una hipoteca: razones para utilizar esta herramienta

1 JULIO 2022
Temas
Dicas Euribor Taxas de Juro Destaque Notícia Homepage Compra de Imóveis Compra e Venda de Casas Comprar Casa Comprar Casa em Portugal Crédito Habitação
La refinanciación de una hipoteca es un tipo de crédito que permite al cliente bancario reducir la cuota mensual, ampliar los plazos de pago y reducir los tipos de interés concediendo su propiedad como garantía de pago, más concretamente una garantía hipotecaria.
Hay varias razones por las que es posible refinanciar un préstamo hipotecario: para obtener tipos de interés más bajos, acortar el periodo de pago, cambiar de un tipo variable a uno fijo o con el fin de consolidar una deuda. 

En este sentido, conozca las razones por las que podría querer refinanciar su hipoteca.

Sin embargo, estas razones tienen ventajas y desventajas. A la hora de refinanciar una hipoteca se debe, al igual que cuando se selecciona un préstamo, analizar las distintas ofertas del mercado y evaluar los tipos actuales para establecer cuándo es el mejor momento para optar por la refinanciación.

#1. Conseguir tipos de interés más bajos
Una de las razones más comunes para refinanciar un préstamo hipotecario es reducir el tipo de interés del mismo.

Cuando refinancie tendrá que hacer una nueva escritura, por lo que es posible que tenga que asumir este coste si el prestamista no lo hace. De este modo, compruebe con su banco qué valor eventual tendrá que pagar por la escritura y cuánto podrá bajar el tipo de interés para entender si la refinanciación tiene sentido.

Otra forma de obtener mejores condiciones es hacer una transferencia de la hipoteca a otra entidad bancaria. Esta transferencia suele suponer un importante ahorro en función del plazo y del importe pendiente.

#2. Reduzca el pago de su hipoteca
Si tiene dificultades para hacer frente a todos sus gastos mensuales, puede considerar la posibilidad de refinanciar, ya que una de las ventajas de la refinanciación es la posibilidad de disminuir la cuota mensual del préstamo hipotecario y, de este modo, aliviar su tasa de esfuerzo.

Al mismo tiempo, al aumentar el plazo de pago de la hipoteca, el valor de la cuota mensual disminuirá.

#3. Cambiar el modo de tarifa
Otra motivación para refinanciar una hipoteca es cambiar el tipo de interés. Unos años después de la contratación del préstamo, pueden producirse ciertos cambios en el mercado que hagan más beneficioso el cambio de un tipo variable a uno fijo.

El tipo de interés variable está indexado al Euribor, es decir, oscila en función de las variaciones de este factor de indexación, mientras que el tipo de interés fijo se contrata entre el cliente y el banco, y permanece fijo durante la vigencia del contrato.

Es importante validar los cambios que se producen en el mercado para verificar qué tipo de tasa puede ser más atractiva para el crédito.

#4. Consolidación de deudas
La refinanciación también puede utilizarse para la consolidación de créditos, es decir, un crédito consolidado con garantía hipotecaria. 

Cuando refinancia un préstamo hipotecario, da su propiedad como garantía hipotecaria, que puede ser su propia vivienda permanente, una segunda vivienda, como una casa de vacaciones u otra propiedad que tenga. En algunos casos, el banco también le permitirá pedir una segunda hipoteca sobre la misma propiedad.

En este sentido, al recurrir al crédito consolidado con hipoteca, puede resultarle más fácil gestionar el presupuesto familiar, reduciendo el importe de la cuota y rebajando el coste del crédito gracias a la reducción del tipo de interés.

Hay que tener en cuenta que para optar por un crédito consolidado con hipoteca debe conocer el valor de mercado de su inmueble y, en caso de querer contratar una segunda hipoteca, conocer el valor total de su hipoteca para que el banco pueda evaluar el LTV (Loan-To-Value) y establecer si su solicitud es elegible. Por regla general, el ratio LTV es de hasta el 80%.

¿Realmente vale la pena refinanciar?
La refinanciación de los préstamos hipotecarios puede ser una buena solución si puede reducir las cuotas mensuales, acortar la duración del préstamo o bajar el tipo de interés. Si se utiliza con prudencia, puede ser una buena herramienta para mantener las deudas bajo control.

Sin embargo, antes de refinanciar debes tener en cuenta tu situación financiera actual, preguntarte cuánto tiempo piensas permanecer en la misma casa o cuánto dinero te ahorrarás si eliges esta opción y no olvides revisar todas las ofertas que hay para asegurarte de tomar la mejor decisión en el momento adecuado.
Temas
Dicas Euribor Taxas de Juro Destaque Notícia Homepage Compra de Imóveis Compra e Venda de Casas Comprar Casa Comprar Casa em Portugal Crédito Habitação
¿Quieres recibir las últimas Súper Noticias?
pixel pixel